Recetas de cordero al horno

Lo mejor del cordero al horno

Cordero al horno a la miel

Cordero al horno a la miel

En esta receta, el sabor dulce de las chalotas y de la miel, suavizan el sabor fuerte de la pierna de cordero. Una auténtica delicia y un festival de sabores en tu paladar.

Tengo que reconocer que no soy mucho de cordero. Quizás sea porque me da pena comerme a un corderito, sobre todo a uno que únicamente se ha alimentado de la leche de su madre.

El caso es que no lo suelo comprar, únicamente lo he preparado y comido en 4 ocasiones contadas. Pero el otro día vinieron a casa mis suegros, que viven en otro país, y mi suegro me pidió por favor que le hiciera su plato favorito, el cordero al horno con miel.

Pues ahí tuve que ceder y comprar una bonita pierna de corderito. Si gustarme, me gusta. Lo que no quiero es que por mi culpa maten a los corderos. Llamarme lo que queráis, pero yo pienso de esta manera.

Ahí va la receta, que por cierto, encanto a mis suegros.

Ingredientes necesarios para 4 personas:

  • 3 dientes de ajo, en rodajas finas
  • 1 cucharada (15 gr) de romero fresco
  • 1 cucharadita (5 gr) de cáscara de limón rallada
  • Sal y pimienta negra
  • Una pierna de cordero de un kilo y un cuarto aproximadamente, sin hueso
  • Un poco de aceite (para engrasar)
  • 1 copita de brandy
  • 3 cucharadas (45 ml) de jugo de limón
  • 1 cucharada (15 ml) de miel
  • 6 chalotas, en cuartos
  • 2 cucharaditas (10 gr) de harina de maíz

Preparación paso a paso:

Paso 1. En un mortero, hacemos un majado con el ajo, el romero, la ralladura del limón, sal y pimienta negra; y lo frotamos en la carne del cordero.

Paso 2. Precalentamos el horno a 170 º C con ventilador y calor arriba y abajo. Preparamos la bandeja del horno, engrasándola ligeramente con un poco de aceite o mantequilla.

Paso 3. Pelamos y cortamos las chalotas en cuartos, y las colocamos en la bandeja del horno. Colocamos la pierna de cordero encima de la cama de chalotas y le echamos la copita de brandy por encima.

Paso 4. Batimos el jugo del limón con la miel hasta que estén mezclados y lo vertemos sobre el cordero. Introducimos la bandeja en la parte central del horno y dejamos que se ase durante 3 horas a esa misma temperatura.

Paso 5. Cuando haya finalizado el tiempo, miramos a ver si se ha cocinado por completo. Para ello, con un tenedor despegamos la carne ligeramente del hueso. Si lo hace sin problemas, está en su punto.

Paso 6. Traspasamos la pierna a una tabla de cortar, lo cubrimos con papel de aluminio y dejamos que repose durante 10 minutos antes de cortarlo.

Paso 7. Retiramos la grasa del liquido resultante de la cocción. Disolvemos el harina de maíz en 2 cucharaditas de agua, y lo incorporamos al líquido de la bandeja. Lo cocemos unos minutos hasta que espese y lo servimos con el cordero troceado.

Sugerencia de presentación. Sirve la pierna de cordero con patatas asadas y verduras al vapor para una comida completa y nutritiva.